lunes, 22 abril 2019

Fiesta de Disfraces

E-mail

 

Antes de organizar una fiesta de disfraces, hay que asegurarse de que los potenciales asistentes tienen ilusión por secundarla y de que todos ellos pueden conseguir un disfraz sin demasiado esfuerzo. En zonas, con arraigada tradición carnavalesca, no se encontrará demasiada resistencia entre los invitados. Sin embargo, en otras localidades y entre personas no habituadas, es necesario un gran deseo de diversión para acceder a vestirse de manera extravagante. Hay que, tener en cuenta que este tipo de celebraciones exigen mucho mayor esfuerzo al invitado, ya sea económico. A ello, hay que añadir la vergüenza de salir y entrar en su domicilio de una guisa muy particular, que no todo el mundo acaba de asumir.


DisfracesSalvando estos obstáculos, las fiestas de disfraces constituyen una de las modalidades más divertidas de convite que se puede plantear. A los alicientes habituales y a la diversión inherente a todo sarao, en éstas hay que añadir la emoción del preparativo del disfraz, así como la sensación del ridículo que se puede llegar a padecer.


Después del sondeo preceptivo entre los invitados, y para darle mayor formalidad, se puede confirmar la asistencia con una tarjeta personal enviada por correo. Para ello, compra unas cartulinas de colores y córtalas en pequeño formato. Luego, fabrícate una plantilla con el texto que quieras imprimir. Con la ayuda del ordenador o de algún recorte de prensa, añade un dibujo alusivo a los disfraces en la parte superior de la misma: unas máscaras de carnaval, un arlequín, el retrato de El zorro, etc. Luego, escribe un texto imaginativo y entusiasta que no deje lugar a dudas sobre la obligatoriedad de vestir disfraz para acudir a la fiesta.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos